Imagen de John Hain en Pixabay

En nuestro acompañamiento a las personas que sufren reconocemos, aceptamos, apreciamos y valoramos la experiencia de cada persona que usa medicamentos. Entendemos que recuperar la salud va más allá de encontrar las píldoras mágicas precisas para tratar enfermedades sin rostro. Al contrario, proponemos conocernos para ponerle rostro a la realidad que es usar medicamentos para encontrar el tan anhelado bienestar. A través de una escucha comprometida buscamos entender y atender necesidades farmacoterapéuticas brindando compañía en este itinerario particular en el que se convierte transitar una enfermedad.

Consideramos que, para recuperar la salud, los profesionales nos apoyamos en la capacidad que cada persona, o sus cuidadores, tienen para decidir sobre lo que puede favorecer su recuperación. Además, comprendemos que todos somos parte de sociedades que quieren mejorar su calidad de vida a través del cuidado apropiado.

El cuidado que brindamos se basa en mirar integralmente a la otra persona como señal de respeto. Respetamos las emociones que rodean la enfermedad y el sufrimiento. Sabemos que detrás de cada paciente hay una historia. Identificamos vulnerabilidades y fortalezas de cada individuo. La experiencia vivida anticipa nuestro acompañamiento y la relación de ayuda en cuanto a comprender cómo y por qué se toman los medicamentos de una manera o de otra. Huimos de imponer nuestro criterio profesional para trasladarnos al territorio de los acuerdos y las decisiones compartidas. Sin juzgar, pretendemos disminuir el uso de medicamentos en soledad.

Por esto en Farmakoteralia primordialmente consideramos la mirada de quien padece, de quien usa algún medicamento para paliar algún síntoma o problema de salud que le produzca sufrimiento. Nuestra práctica clínica como profesionales de la salud se basa en el reconocimiento del valor de la perspectiva personal y de proteger los derechos tanto individuales como colectivos.

Nos interesa conocer tu experiencia con la medicación, atendiendo a tus expectativas y preocupaciones como señal de respeto. Queremos comprender lo que te aflige, queremos acompañarte a enfrentar el miedo a lo que puede pasar, el miedo al dolor, el miedo a empeorar, todo porque respetamos tus sentimientos y tu forma de pensar. Somos conscientes de que vivimos y tomamos decisiones en medio de grandes incertidumbres. También comprendemos que la vulnerabilidad, en términos de salud, de todas y todos va en aumento en la medida en que los tratamientos sean más complejos y no tengamos autonomía ni apoyo en las decisiones que tenemos que tomar al respecto. Sin embargo, basándonos en este respeto mutuo, podemos ser aliados en la búsqueda de sacar el máximo beneficio con los menores riesgos de los medicamentos que estés usando. Valoramos tu experiencia a tal punto que es nuestro punto de partida para cuidarte en lo que se refiere a tu farmacoterapia.

Farmakoteralia es un espacio para encontrarnos, escucharnos, mirarnos a la cara. Aspiramos a tener tu confianza para hacer juntos tus medicamentos más efectivos y seguros.